lunes, 19 de diciembre de 2016

Apagaré la luz para siempre










Si te arrastra el torrente del olvido
hacia ríos extraños, engañosos,
y el desvelo de tus días tormentosos
no lo asfixia nuestro juego enloquecido,

si la llama de otro tiempo acontecido
del corazón sus hilos vaporosos
no los prende con bríos vigorosos
al albur del recuerdo enardecido,

se escarchará la lágrima vertida,
se dormirá al punto mi lamento,
se esfumará nuestra pasión vivida,

se marchará feliz el sufrimiento,
se secará la fuente complacida,
se apagará la luz en un momento.

                                                 (MjH)

No hay comentarios:

Publicar un comentario