sábado, 9 de febrero de 2013

QUE HABLE EL SILENCIO

                             
                        

                                                                          Podría decir tantas cosas...,
                                                                   en prosa o, quizás, en verso,
                                                                   con sabores de arpa olvidada,
                                                                   con aromas de mirra y eneldo.
                                                                      

                                                                          Podría decir tantas cosas…
                                                                    Pero, no, hoy no, ¡no quiero!
                                                                    Deseo que estas palabras,
                                                                    grabadas con tu nombre a fuego,
                                                                    queden sólo para mí,
                                                                    pueblen todo mi universo.
                                                                    Que nadie, ni siquiera tú,
                                                                    pueda llevarse su aliento,
                                                                    que quiero a solas gozarlas
                                                                    y sentirte en su recuerdo.

                                                                         Mañana, tal vez mañana,
                                                                    vuelen raudas a tu encuentro.
                                                                    Pero no, hoy no, ¡no quiero!
                                                                    Prefiero que hable el silencio.


                                                                                                                MjH

5 comentarios:

  1. Delicadeza extrema, extrema intimidad. El silencio como expresión máxima de amor. Excelente!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Me abrumas. Saludos

      Eliminar
  2. Soynacido en Luque y aunque marche hace bastante tiempo, siempre que puedo trato de encontrar algo relacionado con el pueblo. Por casualidad encontré tu blob y como no encontré TU SILENCIO HABLANDO.....¡Maravilloso! desde hace unas horas lo he releido tantas veces que me lo se de memoria Felicidades, me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, paisano. Es un placer tocar el alma con las palabras. Saludos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar