martes, 1 de enero de 2013

MI CORAZÓN TIENE ALAS...


   
                 Mi corazón tiene alas,
            mi corazón se te acerca,
            y yo me empeño en atarlo,
            pero el amor no me deja.
                 De esta lucha encarnizada,
            emana una inmensa pena,
            que me inunda de agonía,
            que me sume en la tristeza.
                Dolorida me pregunto
            el porqué de esta condena,
            mas la razón me responde:
            “Libertad: una quimera”.
                Ay, libertad, ¡qué utopía!
             si yo vivo prisionera,
            encadenada a unos ojos,
            con ellos veo la tierra,
            a una soñada sonrisa
            de aterciopelada seda,
            a unos labios que me huyen,
            a unos labios que se acercan,
            a un cuerpo que interrogante
            de deseo me enajena,
            a un amor apasionado
            a un cariño que me ciega…
                ¿Quién me librará a mí entonces
           de sempiterna cadena?
                ¡Que me libre la razón
          del tiempo, su compañera!
                                         MjH




3 comentarios:

  1. Me encanta... es precioso.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Marga. Me alegra que te guste. Otro beso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar